Saltear al contenido principal
6 Errores Que Debemos Evitar En Una Carrera De Fondo

6 errores que debemos evitar en una carrera de fondo

Como corredor de fondo, sabes que es realmente fácil caer en la trampa de cometer ciertos errores. En la mayoría de casos, muchos de estos fallos se hacen sin darnos cuenta. Lo principal es conocer qué entrenamiento es mejor para tu rutina según tu condición física y resistencia que se podrá ver posteriormente en un beneficio no sólo físico, también mental. El ritmo que desarrollas durante el entrenamiento es muy importante y no se puede realizar de cualquier manera.

Hay que tomarse las cosas con calma y, para evitar este tipo de errores, te contamos cuáles son los 6 más comunes para que tengas constancia de que los estás haciendo y, entonces, poder dejar de hacerlos.

gente corriendo

 

1. Realizar la carrera sin límites

Plantear la carrera sin ponerte tus propios límites puede convertirse en la historia interminable. Un día correrás mucho, otro correrás poco. Siempre deberías de correr una línea de tiempo concreta y que, poco a poco, la vayas aumentando.

Empezar corriendo mientras piensas que hoy estás muy motivado y que puedes correr más de lo que imaginas no es buena idea. Determina tu límite y corre hasta lo que has planificado. Mañana ya aumentarás unos minutos o kilómetros más.

2. No haber descansado lo suficiente

La clave para un buen entrenamiento y que la carrera se supere con éxito es el descanso. Tanto las horas de sueño como la alimentación juegan un papel muy importante en estos casos, así que no se pueden pasar por alto.

El organismo necesita recuperar fuerzas y eso es lo que hace cuando dormimos. Si al día siguiente te espera un buen trote… ¡será mejor que duermas lo suficiente!

3. Falta de hidratación

No es suficiente con beber agua cuando se tiene sed. Tanto en una carrera como en un entrenamiento, la hidratación debe de ser constante y muy repetitiva para que tu cuerpo no sufra daños. Sobretodo ten en cuenta este dato si te desenvuelves en ambientes muy cálidos o ambientes muy húmedos.

Se recomienda tomar agua de forma constante desde 4 horas antes de la carrera y repetirlo cada 5 kilómetros de la misma. Una vez finalizada la cursa, sigue hidratándote para aportar al cuerpo los minerales que necesita. Evitarás factores como la fatiga.

beber agua

4. Alcanzar una velocidad muy elevada

No sometas a tu cuerpo a un desgaste muscular. La intensidad que desempeñas en la carrera no debe de ser superior a tus posibilidades. Es mejor correr un poco más despacio y acabar llegando a la meta que cansarte antes de lo necesario.

Tras la carrera, descansa. En muchas ocasiones se alcanzan velocidades muy altas en este tipo de carreras y es necesario que no sufras ni fatiga ni desgaste. Correr muy rápido no siempre significa ganar…

5. Entrenar en un terreno diferente

Si la carrera de fondo se va a desempeñar en un terreno plano, ¿por qué entrenar en la montaña? ¿O en la playa? Lo mejor es que tu cuerpo se habitúe a lo que va a hacer finalmente.

Se debe de tener en cuenta dónde se desarrollará esta carrera y, por tanto, entrenar al cuerpo en rutinas que sean lo más parecidas al recorrido de la misma. Además, en terrenos tan desnivelados el desgaste muscular es mucho mayor.

6. Hacer cambios bruscos

Como anunciábamos en el punto 4, no se pueden realizar cambios bruscos durante el recorrido. Es ideal que vayas aumentando la velocidad poco a poco, pero jamás de forma brusca.

Si lo que quieres es correr más rápido en menos tiempo, entonces aumenta unos kilómetros en cada entrenamiento. Por ejemplo, si comienzas corriendo 5 kilómetros, la semana siguiente puedes aumentar 2 más. Y así succesivamente. Verás que tu capacidad runner incrementa cada vez más y mejor.

chica corriendo

Esperamos que en tu próxima carrera de fondo no cometas estos errores. Es imprescindible tenerlos en cuenta cada vez que realices un entrenamiento, así que… ¡anótalos! 🙂

Además, crear rutinas para llevar a cabo este tipo de entrenamientos te hará la vida deportiva más fácil. ¡Puedes comenzar ya a entrenar con nuestra app! No olvides que está disponible tanto para iOS como para Android. ¡No hay excusas, brave!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba