Saltear al contenido principal
Reto De Año Nuevo: Trucos Para Recuperar La Rutina De Entrenamiento

Reto de año nuevo: Trucos para recuperar la rutina de entrenamiento

¿Has abandonado tu rutina de entrenamiento durante estas navidades? Ya sabes cuál es tu primer reto de año nuevo: ¡recuperarla!

Diferentes estudios han demostrado que se necesitan 66 días para convertir una actividad en un hábito. Una vez que ese tiempo ha pasado, y que hemos conseguido adquirir esa costumbre, nuestro cuerpo conseguirá realizarlo de forma natural y nos costará menos esfuerzo realizar esa tarea. Sólo necesitas paciencia y constancia, así que queremos darte algunos consejos para conseguir recuperar tu rutina de entrenamiento después del descanso navideño.

Consejos para recuperar tu rutina de entrenamiento

rutina de entrenamiento

  1. Márcate pequeñas metas. Si has estado parado, es probable que tus entrenamientos no tengan el mismo ritmo ni la misma intensidad que conseguiste en el pasado. Poco a poco. Empieza marcándote metas pequeñas y vete aumentándolas de forma progresiva. Si tus expectativas son demasiado altas, corres el riesgo de desmotivarte y perder el ritmo de tu rutina de entrenamiento.
  2. Busca con quién compartir tu tiempo de ejercicio. Somos seres sociales y lo cierto es que muchas personas prefieren hacer ejercicio en compañía porque se disfruta más, y el entrenamiento acaba siendo otra forma de relacionarse con otras personas. Ni siquiera es necesario que vayáis a realizar exactamente la misma rutina de ejercicio, el simple hecho de tener a alguien con quién ir al gimnasio te ayudará a no perder rutina de entrenamiento y a conservar la motivación: tu compañero tirará de ti cuándo estés desanimado y lo mismo harás tú por él.
  3. Mantén una dieta equilibrada. Puede parecer que no guarde relación, pero tu dieta puede influir mucho en tu capacidad de constancia para mantener tu rutina de entrenamiento. Tu cuerpo necesita energía para volver a la rutina, además si cuidas tu alimentación en función de tu objetivo de entrenamiento los resultados serán más visibles y esto te ayudará a mantener alta tu motivación y seguir avanzando hacia tu meta.
  4. Crea tu plan de ejercicios. Define bien el tiempo que tienes para practicar ejercicio y a partir de ahí fija los días y las horas que vas a dedicar a tu rutina de entrenamiento. Así podrás organizarte mejor y no agarrarte a la excusa de la falta de tiempo. Márcate una especie de calendario y cúmplela. Sin excusas.
  5. Sé original en tus entrenamientos: Esto es básico para mantener tu nivel de motivación en lo más alto. Los entrenamientos no pueden ser siempre iguales, debes buscar la variedad en tus rutinas de entrenamiento ya que esto conseguirá que te mantengas más activo, que te diviertas y que no caigas en el desánimo a la hora de ir a entrenar. Intenta variar los ejercicios cada día, aunque estés trabajando la misma parte de tu cuerpo procura hacerlo siempre de forma distinta. Si además, de vez en cuando, incorporas a tu rutina una actividad diferente a lo que estás acostumbrado, mejor que mejor.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba